domingo, 17 de febrero de 2008

Esa Noche...


Cuando salió de su casa la luna brillaba con mucha mayor intensidad. Ella así lo sintió, y en ese momento aún no sabía el porqué.
Llegó, como había llegado cientos de veces, pero al igual que el brillo de la luna, hoy sintió algo diferente.
Él la miró fijamente a los ojos, y ella por primera vez no quitó la mirada, permitiendo así que él explorase sin problemas lo más profundo de su alma, eso a lo que tanto temía, esa noche no lo temió, creó que incluso hasta lo disfrutó. Es extraño como se había desnudado ante él tantas veces, pero nunca le había desnudado su alma.
Él hizo justamente lo mismo, las palabras estaban de más.
Esa noche, luego de que salió ella entendió porqué el cielo estaba despejado y la luna y las estrellas brillaban como nunca antes.

3 comentarios:

Agamagra Blackray dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Josefina la Ballena dijo...

hermoso, no hay mas q decir

Josefina la Ballena dijo...

hermoso. no hay mas q decir